ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter

Descubrimiento de una nueva estrategia de un cactus de los Andes para guiar a polinizadores a sus flores

Espostoa frutescens utiliza una novedosa estrategia para que sus flores sean localizadas en la noche con mayor facilidad por los murciélagos en los Andes.

Los murciélagos son animales que cumplen una función muy importante en los desiertos, ya que varios de ellos son polinizadores de las flores de cactus. Para poder moverse durante la noche, los murciélagos emiten ondas sonoras que son reflejadas por objetos y luego percibidas en sus órganos especializados. Es así como los murciélagos son capaces de encontrar flores de cactus y polinizarlas en la noche.

Se ha observado que algunas plantas que son polinizadas por murciélagos desarrollan flores con una forma especial que incrementa el rebote de ondas emitidas por ellos, lo que hace que las ubiquen con mayor facilidad. La mayoría de los cactus desarrollan sus flores en el tallo, pero hay algunas especies que la desarrollan en una estructura lanosa llamada cefalio, como el caso del cactus de los Andes Esposta frutescens (Figura 1a). Además de ofrecer protección a las flores de las altas temperaturas, se piensa que el cefalio cumple alguna función para que los murciélagos puedan localizar las flores más fácilmente.

Investigadores decidieron realizar un experimento para poner a prueba esta idea. Para ello, simularon los sonidos de alta frecuencia que emiten los murciélagos al acercarse a las flores de Esposta frutescens utilizando emisores especiales. Los sonidos de los emisores fueron dirigidos hacia las flores de cactus que estaban sobre el cefalio y en flores que fueron cortadas y puestas en la parte del tallo que no tenía cefalio (Figura 1). Después, compararon la intensidad de las ondas reflejadas en cada uno de los tallos.

Los resultados mostraron que el cefalio absorbía las ondas sonoras producidas por los emisores y las flores las rebotaban, lo que hacía que las flores resaltaran más. Por el contrario, el tallo sin cefalio rebotaba las ondas sonoras con una intensidad similar a la de las flores, lo que hacía que las flores no sobresalieran.

“El cefalio de Espostoa frutescens abosrbe las ondas emitidas por los murciélagos para que sus flores sean localizadas con mayor facilidad”

Esta investigación arrojó unos resultados muy interesantes, ya que es la primera planta en la que se observa que el absorber las ondas sonoras podría hacer las flores más visibles para los murciélagos. Esta estrategia entonces podría beneficiar a ambos organismos, ya que los murciélagos podrían encontrar más fácilmente las flores y alimentarse de su néctar, mientras que la planta produciría frutos por aumentar la probabilidad de que sus flores sean encontradas por los murciélagos.

Queremos saber tu opinión

Queremos saber tu opinión de este artículo, por lo que nos gustaría que llenaras una encuesta de satisfacción que te tomará menos de 2 minutos contestarla. Da click aquí para comenzarla.

Referencias

Créditos de las fotografías